impossible blog

Logo_elephant

Los indispensables del verano

Comer de manera saludable debería entenderse como un estilo de vida. De este modo, cuando llega el verano, tu alimentación sigue siendo un aliado y no un reto. Tener una buena relación con la comida es primordial. 

Cuando nos vamos de vacaciones, mantener una relación sana con la comida, se convierte en una carrera de fondo. Hoy os damos algunos consejos para que la relación con la comida durante las vacaciones, sea más fácil.

Os proporcionaremos algunas ideas que nos sirven a muchos de la comunidad healthy, Keto, y Low-carb. Pero, cada uno puede llevarlo a su manera. Así que, adapta los consejos a lo que mejor se ajuste a ti.

¡Empezamos!

¿Qué elijo en los restaurantes durante el verano?

Escoge grasas y proteínas de calidad. Es un básico de la alimentación y una fórmula que te ayudará cuando vayas a restaurantes. Siempre hay opciones en la carta o menú que se ajusten a lo que buscas. Pescados ricos en grasas y omega-3, carnes altas en proteínas, quesos, olivas, tartar, guacamole, berberechos

Y no te olvides de saciar tu hambre emocional. Si te apetece un postre, una copa de vino, o cualquier otro tipo de plato, adelante. La cosa es que sientas que estás eligiendo libremente a la par que cuidas de tu salud.

¿Qué snacks me llevo de vacaciones? Elige frutos secos.

En verano lo más cómodo es llevarse algún tentempié que no ocupe ni pese mucho. 

Los frutos secos son la opción más idónea. Son alimentos ricos en vitaminas esenciales para nuestro organismo y micronutrientes, como el calcio, el hierro, el omega-3 o la fibra. Incluso algunos te sorprenderán por el alto contenido en proteína que tienen, como por ejemplo: las almendras y los cacahuetes.

Existe una gran variedad de frutos secos. Si quieres descubrir los sabores y las propiedades de todos ellos te recomendamos que pruebes tanto el Mix Clásico (con nuez pecana, almendra, avellana, nuez de Brasil) como el Mix Exótico (pistacho, coco, nueces y nueces de macadamia). ¿Los conoces todos? 

¿Qué tomo en las fiestas?

Estos meses son un buen momento para celebrar, hacer fiestas y volver a coincidir con amistades y familiares. Momentos que suelen ir acompañados de dulces y tartas de la repostería más tradicional: llenos de azúcares y altos en carbohidratos.

Aunque no hay problema en consumir de vez en cuando estos productos, es una buena ocasión para introducir opciones más saludables. Por ejemplo, descubrirles una alternativa a los azúcares con la repostería baja en carbohidratos y sin azúcares añadidos. Seguro que las tartas de Impossible Bakers les fascinarán. Sobre todo la versión más fresquita de nuestras tartas. Hay sabores para contentar a toda la tropa: sabor coco, fresa, maracuyá y limón.

Y si lo que vas a presenciar es un picoteo salado, puedes decantarte por las Chips de Zanahoriade Calabacín o de Arándanos. O bien llevártelas todas con el Pack Saladito. Incluye las chips junto a otros manjares salados: los Panecillos de Queso y los Mix de Frutos Secos. ¡Lo vas a petar!

¿Demasiadas comilonas? Revive tu microbiota.

Ahora bien, cuando vuelves de vacaciones es habitual sentir el estómago raro. Hemos comido alimentos con los que el organismo no está del todo acostumbrado. Es normal que se produzcan malestares. 

A medida que retomes tu día a día, lo notarás. Aunque siempre puedes apoyarte con productos naturales como la Kombucha, una bebida fermentada que hace revivir tu microbiota después de las comidas fuera de casa. Existen de muchos sabores. Nosotros hemos empezado con las de Hibiscus & Berries, Limón y Jengibre y la de Té verde.

Otro mecanismo que produce un efecto similar a la de la Kombucha es el ayuno intermitente. Es una manera de dar descanso digestivo a tu estómago. ¿Cómo funciona? Muy simple. Hay que dejar pasar mínimo 12 horas entre cena y desayuno. Si eres primerizo en este tema, siempre se recomienda empezar por el de 12 horas, que es el tiempo mínimo de ayuno. Más adelante puedes ir añadiendo horas.

Cuando quieras romper el ayuno, preferiblemente que sea comiendo grasas saludables y no carbos, así evitas la subida de la glucemia. De esta manera notarás energía sostenida, en vez de picos de energía.

Lo importante en verano es que sigas haciendo lo que ya hacías con tu alimentación. Las vacaciones son para disfrutar de la comida, los momentos y la compañía.